Acuerdo Mundial para la Naturaleza

Acuerdo Mundial para la Naturaleza

Estimados líderes mundiales:

Les pido que apoyen un Acuerdo Mundial para la Naturaleza que salvaguarde la mitad del planeta con el objetivo de proteger el 30 % del territorio y de los mares para 2030. Numerosos científicos afirman que este ambicioso objetivo es necesario para evitar la crisis de extinciones, prevenir un cambio climático descontrolado, alimentar a la población mundial y garantizar un planeta saludable para las generaciones futuras. Este acuerdo debe garantizar que nuestro planeta vivo se gestione de forma sostenible, debe contar con el apoyo activo de los pueblos indígenas y afrontar las necesidades del desarrollo humano.

Una naturaleza próspera es fundamental para la vida en la Tierra. La comida que comemos, el agua que bebemos y el aire que respiramos son pilares de la supervivencia humana, que dependen de una serie de interacciones delicadamente equilibradas en el mundo natural.

Pero estos sistemas están siendo desequilibrados peligrosamente por una avalancha de actividades humanas. Desde los pesticidas presentes en nuestros campos, hasta los plásticos que ahogan nuestros océanos, pasando por las excavadoras que asolan nuestros bosques, el mundo natural está en peligro en todo el planeta.

Esta crisis ha alcanzado una escala que lo amenaza todo. Se está produciendo una extinción de especies a un ritmo 1000 veces superior al natural, y numerosos científicos advierten de que dos tercios de las poblaciones de animales salvajes podrían desaparecer en el transcurso de nuestras vidas. Al igual que con el cambio climático, existe una creciente preocupación por la posibilidad de que pueda llegarse a peligrosos puntos de inflexión, lo que provocaría el colapso de ecosistemas clave y amenazaría la supervivencia humana en el planeta.

Los científicos están haciendo sonar la alarma y personas en todo el mundo están pidiendo una solución simple: proteger y permitir la recuperación de la mitad del planeta en un estado natural, con ecosistemas integrales, funcionales y conectados, así como gestionar toda la tierra y los océanos de manera sostenible. Esto debe resultar en un planeta en el que la humanidad y la naturaleza tengan la oportunidad de florecer, incluso mientras aumentan las temperaturas globales.

Este es el tipo de objetivo claro y ambicioso que inspira a todo el mundo -ciudadanos, gobiernos y empresas- a tomar las medidas necesarias para salvar la vida en la Tierra. Y la clave para hacer que esto ocurra será una importante cumbre de la ONU en China, programada para octubre de 2020, en la que los gobiernos establecerán nuevos objetivos globales para proteger el planeta.Se le ha llamado Acuerdo Global para la Naturaleza [Global Deal for Nature] y así es cómo puede salvar la vida en la Tierra:

1. Los gobiernos del mundo llegan a un nuevo acuerdo mundial para la naturaleza, uno que convierta la crisis a la que se enfrenta nuestro mundo natural en una de las máximas prioridades globales y que haga que se trate al más alto nivel por parte de presidentes y primeros ministros -- en el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica y otros foros.
2. Este acuerdo hace un llamamiento a proteger y permitir la recuperación de al menos la mitad del planeta y gestionar toda los territorios y los mares de manera sostenible, estableciendo un claro objetivo del 30 % de superficie protegida para 2030, como mínimo.
3. El acuerdo deberá contar con el respaldo activo de los pueblos indígenas. No podemos proteger el planeta sin los conocimientos tradicionales, prácticas de gestión y medios de vida sostenibles para aquellas personas que viven en áreas de conservación o cerca de estas.
4. Este acuerdo también deberá incluir apoyo financiero y técnico para los países más pobres del mundo, que además albergan la mayor parte de la biodiversidad que queda en el planeta, poniendo las necesidades de las comunidades locales en el centro de atención.
5. Asimismo, el acuerdo requerirá que cada país elabore un Plan de Acción Natural por la Naturaleza, una estrategia clara que muestre cómo esperan reducir el impacto humano negativo en el medio ambiente, reducir la contaminación de carbono y proteger la naturaleza. Dichos planes deberán ser compatibles con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para eliminar la pobreza, así como con el objetivo del Acuerdo Climático de París de mantener el calentamiento global por debajo de un aumento de la temperatura de 1,5 ˚C grados.

Somos perfectamente conscientes de que nuestro destino depende del planeta. De que SOMOS la naturaleza. Y para salvarla, ¡debemos ser su voz! Asegurémonos de que los líderes mundiales no puedan ignorar nuestro llamamiento para la protección del 50 % del planeta.

Únase al coro de voces humanas detrás de este Acuerdo Global para la Naturaleza.